El Senado de Nueva York ha aprobado la moratoria para la minería de Bitcoin

El Senado de Nueva York logró aprobar un proyecto que ha causado mucha polémica en la criptocomunidad: una ley para la prohibición de la minería de prueba de trabajo (PoW), que evita que cualquier nueva operación de minería de Bitcoin (BTC) en el estado se lleve a cabo.

El proyecto de ley de prohibición de la minería PoW tuvo su primera aprobación por la asamblea estatal durante el pasado mes de abril. El mayor objetivo de la ley es prohibir cualquier nueva operación de minería digital que se pueda llevar a cabo en el estado durante los próximos dos años. Actualmente, el proyecto de ley se encuentra en camino hacia la oficina de la gobernadora, que, una vez sea aprobado, convertiría a Nueva York en el primer estado dentro de los Estados Unidos en imponer una moratoria a la minería de criptomonedas.

¿Aún no sabes cuál exchange elegir para comenzar a invertir? Aprende sobre los mejores exchanges para invertir en: https://trustpedia.io/de/brokers-reviews/

 

El consenso de minería PoW se utiliza mayormente por los mineros de Bitcoin y está considerado como una de las maneras más seguras y descentralizadas de que la minería digital se pueda llevar a cabo. No obstante, la práctica ha causado mucha polémica porque requiere una cantidad demasiado alta de energía para que pueda realizarse.

Durante la votación del proyecto, muchos senadores pasaron de mantener una postura de indecisión a estar a favor, alegando que están muy preocupados por las emisiones de carbono.

El proyecto de ley no sólo se encargaría de prohibir las nuevas instalaciones mineras, sino que también presentaría un rechazo a la renovación de licencias a las que ya están operando en el estado. Cualquier nueva instalación minera de PoW en el estado sólo podría proseguir con sus operaciones en caso de utilizar energía que sea 100% renovable.

El mecanismo de consenso minero de Bitcoin se ha mantenido como uno de los temas de debate más controversiales en estos últimos años. Entre los responsables políticos, se encuentran varios grupos de presión ecologistas y multimillonarios que han prestado su apoyo para el consenso minero de prueba de participación, que consume mucha menos energía. Greenpeace, así como el cofundador de Ripple, Chris Larsen, han hecho campaña para cambiar el código de Bitcoin por uno que sea menos dañino con el medioambiente.

Los responsables políticos en muchas ocasiones sólo se enfocan en el alto consumo de energía que los mineros de Bitcoin traen al escenario, ignorando el hecho de que una parte de gran importancia de esta energía proviene de fuentes renovables, especialmente en el estado de Nueva York, donde el 50% de la energía está producida mediante diversas fuentes renovables que son beneficiosas para el medioambiente.

Las críticas a la minería PoW obtuvieron mucha más fuerza durante el año pasado en el punto álgido de la carrera alcista para BTC y el resto de las criptomondedas. No obstante, a finales del año pasado, un informe que fue publicado por Bitcoin Mining Council y que estuvo dirigido por MicroStrategy logró destacar que más del 60% del consumo eléctrico de la red BTC procede de fuentes limpias.

Por su parte, el Parlamento Europeo logró proponer una prohibición similar de la minería PoW, pero se enfocó en modificar la propuesta para eliminar la prohibición en medio del creciente escrutinio público.

Los expertos mantienen la postura sobre la posibilidad de que se cree un efecto dominó en otros estados del país luego de que la decisión de Nueva York de prohibir la minería PoW se lleve a cabo. Estados Unidos se posiciona actualmente como el líder mundial en tasa de hash de minería de Bitcoin, acaparando el 38% de la potencia minera que se tiene en la red.

Empieza a prepararte para el ciclo alcista con los mejores robots de trading y obtén grandes ganancias de ellos en: https://trustpedia.io/de/trading-robots/